www.eiralabs.es
pexels abi greer 5589865 scaled e1638445865772

Astenia otoñal, ¿cómo afecta a tu cuerpo?

¿El cambio de estación ha afectado a tu estado de ánimo? ¿Te notas más triste y sin energía? En ese caso, puede que sufras de astenia otoñal. Si no sabes lo que es, te invitamos a que leas hasta el final de este artículo para conocer en qué consiste y cuáles son los mejores remedios para combatirla. ¡No te lo pierdas!

¿Qué es la astenia otoñal?

La palabra «astenia» hace referencia a la sensación cansancio y falta de vitalidad que nos afecta, sobre todo, en los cambios de estación. Básicamente, esto se produce cuando nuestro cuerpo encuentra dificultades a la hora de ajustarse a las modificaciones que trae aparejadas la nueva temporada que entra.

En el caso del otoño, el cambio se hace más evidente y es normal caer en esta dolencia. Se pone fin al periodo vacacional y de descanso, las horas de sol se reducen, aumenta la presión atmosférica, el frío y nuestros horarios y rutinas cambian. Todo ello crea el caldo de cultivo perfecto para que aparezca la astenia.

Efectos de la astenia otoñal en tu cuerpo

Como hemos dicho, este síndrome se asocia a la falta de energía y motivación, pero los efectos de la astenia otoñal para nuestro organismo y en nuestro estila de vida van más allá. Te los contamos a continuación.

Tristeza

Nuestro estado de ánimo es el principal perjudicado. Es común que tengas sentimientos de desesperanza y pesimismo. Y es que, la astenia es similar a la depresión, incluso se ha llegado a denominar como «trastorno afectivo estacional».

¿Sabías que la luz del sol influye en la segregación de serotonina? Esta hormona es un neurotransmisor que se encarga, entre otras cosas, de regular las emociones y los estados de ánimo. De esta forma, al reducirse su presencia en nuestro organismo, es más probable que te sientas apático, melancólico, triste y más irritable.

Fatiga y poca energía

Con la entrada del otoño, bajan nuestras defensas, se debilita el sistema inmunitario y aparecen la rigidez y la contracción en músculos y articulaciones. Esto provoca un estado de fatiga persistente, que no mejora con el reposo y se incrementa con el ejercicio físico.

Menos ganas de hacer cosas

Si al estado de ánimo negativo le sumamos la falta de energía, tenemos como resultado el «no tengo ganas de nada». Así pues, otra de las consecuencias de la astenia del otoño es la falta de interés en realizar actividades sociales o de ocio con las que normalmente disfrutamos.

También es algo que afecta a la líbido y lo más probable es que no te apetezca intimar con tu pareja.

Alteraciones en el sueño y la alimentación

El sueño es otro de los grandes afectados, puesto que en esta época también aumentan nuestros niveles de melatonina, la hormona responsable del sueño. Por lo tanto, es posible que suframos de hipersomnia o, todo lo contrario, insomnio.

Por último, también es frecuente experimentar una falta o aumento del apetito. La alteración de los biorritmos hace que se produzcan cambios en nuestra forma de alimentarnos. Lo normal es que tu dieta se vea perjudicada por un aumento en la ingesta de carbohidratos. Asimismo, cabe destacar que en algunos casos puede derivar en trastornos de la alimentación.

Consejos para sentirte mejor en esta época del año

Llegados a este punto, seguro que te interesa saber cómo evitar la tristeza otoñal. En primer lugar, debes tener presente que se trata de un síndrome temporal, por lo que, en la mayoría de casos, terminará desapareciendo al cabo de algunos días o semanas. No obstante, sí que hay algunas cosas que puedes poner en práctica para favorecer la recuperación.

Lo más importante es que intentes llevar un estilo de vida saludable:

  • Intenta llevar unos horarios regulares. Trata de dormir bien y descansar, al menos, las 8 horas que se recomiendan al día.
  • Ejercítate . Sí, ya sabemos que estás cansado, pero dedicarle 30 minutos al día a alguna actividad física te ayudará a desarrollar la resistencia y ganar tono muscular.
  • Recuerda tomar el sol . Hazlo durante unos 10 minutos cada mañana y tendrás energía y vitalidad para todo el día.
  • Cuida la alimentación. Llevar una dieta sana y equilibrada es esencial no solo para nuestra salud física, sino también para la mental. La carencia de ciertos nutrientes influye directamente en nuestro estado de ánimo. Puedes considerar el uso de complementos alimenticios, como Eiralabs ASHWAGANDHA Sensoril. Se trata de una ayuda extra que puede terminar de darle a tu cuerpo el empujón que necesita para adaptarse a la nueva estación y superar esas carencias que hablábamos derivadas de la falta de sol.

Ahora que ya sabes qué es la astenia otoñal y cómo hacerle frente, es el momento de que estés atento ante cualquier síntoma y pongas en práctica nuestros consejos para que el inicio de esta estación sea lo más llevadero posible. ¡Ánimo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
Ir arriba