envejecimientoprematuro

Envejecimiento prematuro, el enemigo a batir

A medida que vas sumando años, las células empiezan a envejecer y aparecen las primeras manchas y arrugas en nuestro rostro. Esto es algo común, pero ¿qué ocurre cuando comienza excesivamente rápido y a una edad que no te corresponde? Estamos hablando del envejecimiento prematuro.

¿Qué es el envejecimiento prematuro?

Que tu organismo sufra cambios con el paso del tiempo es algo natural y totalmente lógico. Lo que no es normal es que sufras un proceso de deterioro en tu piel que no se corresponde con tu edad biológica, lo que comúnmente se denomina envejecimiento prematuro.

La edad a la que puedes empezar a presentar síntomas de este tipo de deterioro es a partir de los 30 años. Las partes del cuerpo en la que se hace más evidente es en la piel y, sobre todo, en la del rostro.

Es posible detectar el comienzo de este proceso a través de diferentes manifestaciones en la dermis (manchas oscuras, arrugas, redes venosas, etc.), así como la pérdida progresiva de memoria o que te sientas constantemente cansada y fatigada.

En cualquier caso, es muy importante dejar claro que es un problema que puede retrasarse e incluso prevenirse siguiendo una serie de consejos y llevando una vida saludable.

Factores que pueden dar lugar a un envejecimiento prematuro

Los principales causantes que provocan que tu piel se deteriore de forma temprana son los siguientes:

  • El tabaco. Además de ser bastante nocivo para la salud, agota reservas de nutrientes que hacen que tu dermis se mantenga sana y acelera de manera bioquímica el proceso de envejecimiento.
  • Exposición al sol. Es uno de los principales aceleradores de la degeneración celular de la piel. Si te expones en exceso al sol, comenzarán a salirte manchas y arrugas, la notarás deshidratada, etc. Las zonas del cuerpo que se ven más afectadas son el rostro, el cuello y las manos.
  • El estrés. Cuando padeces estrés, segregas determinadas sustancias como la epinefrina o el cortisol, que son responsables de acelerar la oxidación celular. Es importante aprender a controlarlo, ya que no solo puede ser perjudicial para tu aspecto, sino también para tu salud.
  • Falta de sueño. Descansar por las noches eleva los niveles de la hormona de crecimiento, algo que favorece la regeneración celular. Si no lo haces el tiempo necesario, estarás aumentando las posibilidades de la aparición del envejecimiento prematuro.
  • Una mala alimentación. Consumir alimentos inapropiados no te aporta los nutrientes necesarios y, además, contiene conservantes, colorantes y grasas que son muy perjudiciales para tu salud.
  • Falta de ejercicio. Las células se deterioran más rápido con un estilo de vida sedentario, ya que la estimulación de la circulación es menor, lo que provoca una nutrición menos efectiva de la dermis.

Consejos para evitar que tu piel envejezca de forma prematura

health

Una vez evites los malos hábitos que hemos nombrado anteriormente, te recomendamos seguir estas recomendaciones para prevenir el envejecimiento prematuro de tu piel:

  • Bebe 2 litros de agua diarios como mínimo. La hidratación es la base sobre la que obtener un rostro terso e iluminado. Beber agua conseguirá que tu piel permanezca joven y bonita por más tiempo.
  • Lleva una dieta equilibrada. Con el fin de impedir el deterioro anticipado de tu piel, apórtale a tu cuerpo los nutrientes adecuados. Come variado y, sobre todo, frutas, verduras y proteínas. Una dieta equilibrada es esencial para mantenerte con un aspecto fresco y saludable.
  • Usa complementos alimenticios. En Eiralab disponemos de Be Wise Inner Booster, un complemento con una combinación de diez nutrientes activos que te ayudarán a protegerte del deterioro temprano de tu dermis. También notarás como mejora tu bienestar y tu rendimiento.
  • Utiliza técnicas de relajación para evitar el estrés. Practica la meditación, el yoga, la musicoterapia, el taichí, etc.
  • Evita el tabaco. Los productos químicos y la nicotina que contiene cada cigarrillo provoca un aumento de los radicales libres perjudiciales que deterioran tu cuerpo. Además, el simple hecho de fumar hace que aparezcan arrugas en el contorno de los labios.
  • Descansa las horas necesarias por la noche. Si quieres evitar el daño cutáneo, es indispensable dormir las horas necesarias. Lo ideal serían 8, si no estás acostumbrado empieza por dormir 7 horas y progresivamente irás descansando cada vez más.
  • Realizar ejercicio físico con regularidad. Te recomendamos hacer ejercicio diariamente, aunque sea una pequeña caminata de 30 minutos, ya que es la mejor medicina para que te mantengas sano y demores el proceso de envejecimiento. El deporte mejora la circulación, te ayuda a dormir mejor, permite controlar el sobrepeso, etc.

En definitiva, el envejecimiento prematuro es posible prevenirlo si evitas ciertos hábitos perjudiciales y llevas una vida saludable. Si notas la aparición de los primeros síntomas, utiliza nuestros consejos y conseguirás retrasar su aparición. En Eiralabs disponemos de todo tipo de productos elaborados con los mejores ingredientes que no solo te harán brillar por fuera, sino que además, mejorarán notablemente tu salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
Ir arriba

Consigue 5€ de descuento

¡Inscríbete ya a nuestra Newsletter y consigue un  descuento de 5€ en tu próxima compra!